sábado, 1 de octubre de 2011

Los Uniformes de la Expedición Libertadora del Generalísimo Francisco de Miranda a la Vela de Coro (Venezuela) en 1806.

Los Uniformes de la Expedición Libertadora del Generalísimo Francisco de Miranda a la Vela de Coro (Venezuela) en 1806.

    Se disponen de algunas referencias acerca del vestuario y uniformes correspondientes, a las tropas que integraron la primera expedición libertadora organizada por el Generalísimo Francisco de Miranda en 1806.
    Tal expedición, fue organizada originalmente en los Estados Unidos de Norte América, partiendo desde la ciudad de New York el día 2 de febrero y constaba de la nave de guerra Leander. El itinerario de Miranda y sus tropas siguió hasta el puerto de Jacquemel en Haití, donde suma a su expedición las goletas Bacchus y Bee. En la noche del 26 de marzo la expedición trata de hacer su desembarco en las costas de Ocumare, pero es interceptada por naves realistas que luego de un pequeño combate logran capturar las últimas naves de Miranda, pero no logran detener al Leander en su escape.
    El Generalísimo no se desanima, y luego de hacer escala en la isla de Trinidad el 24 de junio, donde logra obtener ayuda para hacer un segundo intento de desembarco, esta vez, con quinientos hombres y once naves. El día  3 de agosto de 1806, la expedición militar del General Miranda desembarca en la Vela de Coro, debiendo abandonar posteriormente el territorio, debido a la falta de apoyo interno de la población. Respecto al tema de vestuarios y uniformes de este intento revolucionario, citaremos lo que nos dice en sus memorias uno de los integrantes de la expedición mirandina, el primer Teniente James Biggs:
    “Después del establecimiento de nuestros rangos y obligaciones, etc., fuimos informados acerca de los uniformes que el comandante en jefe había adoptado. Ellos estaban adaptados a los climas cálidos y respondían muy bien al comienzo, aunque entre usted y yo, los modelos ideados por su excelencia, los oficiales o confidentes, no estaban de acuerdo con nuestras ideas sobre el gusto y la elegancia. La orden señalando nuestros uniformes está encabezada así como lo indico más abajo y transcribo la introducción con el objeto de mostrar a usted con cuanta importancia el asunto de los uniformes es enaltecido por el sagaz autor, para no hablar de la belleza de su composición.
    “G.O.” “Palabra: Warren”. Contraseña, “Bunker´s Hill”. Como primer paso para establecer disciplina en un ejército es necesario determinar un uniforme para cada cuerpo, con lo cual se evitarán parciales desviaciones sin el permiso especial del comandante en jefe; él ha fijado por medio de la presente orden los siguientes uniformes para los diferentes cuerpos, con los cuales espera que los diferentes oficiales puedan proveerse tan pronto como sea posible”. Luego sigue una descripción de nuestros uniformes especiales. El de la infantería, en azul y amarillo; la artillería, en azul y rojo; los ingenieros y artífices, en azul y negro aterciopelado; los rifleros, en verde; y los dragones, en amarillo y azul; pero le daría a usted por lo menos una hora de lectura, si intentase describirle una completa idea de toda aquella variedad de corte y estilo por la cual nuestros cuerpos serán respectivamente distinguidos.”
(James Biggs. Historia del intento de Don Francisco de Miranda para efectuar una revolución en Sur América, pp. 18-19).

    Esta información no es lo bastante clara, por lo que debo agradecer a la colaboración del historiador venezolano David Chacón Rodríguez por facilitarme muy amablemente, el texto completo en ingles de la orden que sobre uniformes cita Biggs en sus memorias, y la cual transcribimos a continuación:
                                             
“GENERAL ORDERS.
                                                                                           Port of Spain, Leander 16, Feb. 1806
                                                                                                                               Lat: 17 long: 44
                        Parole Warren.                                    C.S. Bunkers Till.

    As the first step towards establishing Discipline in an Army, is a fixed Uniform for each Corps from which no partial deviation to be made without the special permission of the Commander in Chief. He has for the present fixed the following Uniforms for the different Corps with which he hopes the different Officers will provide themselves as soon as convenient.
                                                                   Engineers.
   A dark Blue Coat and Pantaloons with black Velvet Neck and Cuff. Yellow Buttons.
                                                                   Artillery.
    Do. Coatie and. Pantaloons Red Neck and Cuffs. Do. Buttons.
                                                                  Artificers.
    Do. Coatie and Pantaloons, Red Neck. Plain blue Cuffs.
                                                             Ligth Dragoons.
    Do Coatie with Dragoon Sleeve and Pokets, Yellow Neck and Cuffs. Do. Buttons, White Pantaloons. Boots.
                                                             First Rifle Reg.
    Green Coatie with Black Velvet Collar and Cuffs, Yellow Buttons, Green Pantaloons the seams with black velvet.
                                                                  Infantry.
    Blue Coatie, Yellow Cuffs and Collar, yellow Buttons, White or Nankeen Pantaloons. The whole to have Single breasted Yellow Cassimere. Waistcoats without Flaps. Yellow Buttons.
    Such Officers have already furnished themselves with long boats may wear them as they are, until they can be conveniently altered. And as it is impossible at present to procure Yellow Cassimere to make Waistcoats for the whole, the Officers may wear white lumen or Dimity Waistcoats, or Nankeen. The whole of the American Troops in the Army of Colombia to wear round Hats with a distinguishing Cockade and plume for each Corps, which will be provided for them as soon as circumstances will permit its being done, and all Officers to wear half Boots and Black Velvet, or Silk socks. Colonel William Armstrong is appointed (pro tempore) Commandant of the Brigade of ‑­
American Troops in the Colombian Army, and is to be obey´d as such, and all applications to the Commander in Chief (for any thing whatever in that Brigade are to be made through him, and will by him be laid before the Commander in Chief).”


    Investigación, redacción e ilustraciones de José Peña, Museo del Ejército “Teniente Pedro Camejo”, fuerte Tiuna, Caracas, 2011.



1 comentario:

  1. muy buena recopilacion y bastante acertada http://www.correodelorinoco.gob.ve/wp-content/uploads/2011/07/DSC_0239.jpg

    ResponderEliminar